Vídeo: El Gobierno turco reconoce una víctima mortal en las protestas

3 de Junio de 2013

Más de 1.000 heridos y 1.700 detenidos en las protestas que sacudenTurquía desde hace cuatro días. Con cañones de agua, la Policía reprime a los manifestantes. La tensión alcanzó su punto álgido la pasada noche. En el oeste del país los manifestantes incendiaron con cócteles molotov la sede del partido del primer ministro. Y en Estambul intentaron atacar otra oficina del partido con esta excavadora. En Ankara la Policía reprimió con dureza a los se acercaron a la sede del Gobierno. Manifestantes también en pie de guerra frente a la sede de una cadena de televisión, a la que acusan de censurar la brutalidad policial. Lo que comenzó como una acampada para conservar un parque en el centro de Estambul se ha convertido en una batalla campal  contra el Gobierno. Según Amnistía Internacional, ha dejado ya dos muertos, aunque por ahora el Ejecutivo sólo reconoce uno. Mientras Erdogan se niega a dimitir y resta importancia a los incidentes, la rebelión continúa en las calles turcas.