Vídeo: Y se fue la luz

28 de Marzo de 2010

Millones de ciudades en la noche del sábado se sumaron a la iniciativa de WWF de apagar sus luces por el cambio climático. De nuevo, la organización ecologista ha logrado crear conciencia a favor del planeta, aunque sea sólo durante una hora, en una iniciativa convertida en la mayor muestra global contra el calentamiento del planeta. Las remotas islas Chatman en el Pacífico neozelandés arrancaron con esta iniciativa ecologista. Ciudades como Sydney y Tokio continuaron la jornada apagando las luces de los principales monumentos y edificios de estas grandes urbes, como la Casa de la Ópera. En la India, donde el movimiento no tiene el mismo seguimiento por el difícil acceso a la electricidad en algunas comunidades rurales, ciudades como Bombay también se apagaron. Otras ciudades como Atenas y el Cairo apagaron la iluminación de sus monumentos históricos como la Acrópolis y las Pirámides de Guiza. En Madrid, monumentos emblemáticos como la Puerta de Alcalá estuvieron a oscuras durante una hora. Cerca de 200 ciudades españolas batieron un récord de participación, casi duplicando la registrada hace un año. El Cristo Redentor del monte Corcovado, en Río de Janeiro, y el Teatro Amazonas de Manaos fueron algunos de los puntos turísticos que en 72 ciudades brasileñas se sumaron a este movimiento. En esta Hora del Planeta se estima que la participación se encuentra por encima de un 1,000 millones de personas en todo el mundo.