Vídeo: La frontera entre Zimbabue y Sudáfrica, territorio sin ley

7 de Junio de 2010

A través de pequeño agujeros se cuelan ilegalmente unas 300 personas al día. Es la alambrada que separa Zimbabue de Sudáfrica. De un lado, la extrema pobreza, del otro una atractiva economía emergente; en ambos bandas violentas que están aprovechando este flujo migratorio para campar a sus anchas. Se dan casos de personas que han recibido palizas al cruzar la frontera. Les golpean y acuchillan por todo el cuerpo. La peor parte se la llevan las mujeres. Decenas han sido violadas en lo que va de año. Los que consiguen llegar a Johannesburgo viven en condiciones pésimas, hacinados en edificios abandonados y de los que son expulsados con dureza por compañías privadas ante la pasividad de la policía. Es otra de las realidades de Sudáfrica, una de esas que generalmente pasa desapercibida.