Vídeo: La fiscalía ordena la detención del líder de los Hermanos Musulmanes

11 de Julio de 2013

Parece que con el inicio del ramadán se vive una cierta calma en Egipto. En su mes sagrado, los seguidores del despuesto presidente se congregan en las mezquitas. Una celebración, dicen, que debería de ser alegre pero este año lloran el derramamiento de sangre de los suyos en el ataque del pasado lunes, donde murieron más de medio centenar de personas. Continúan los cruces de acusaciones. La fiscalía ordena la detención del líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, y de otros 9 dirigentes acusados de incitar a la violencia. Los islamistas aseguran que fue el ejército el que abrió fuego contra los manifestantes que rezaban ante la sede de la Guardia Republicana. Y allí se han manifestado cientos de personas donde los apoyos a Murso no cesan. También en Alejandría han salido a la calle y para mañana hay convocadas nuevas protestas.Por su parte, el Gobierno de Estados Unidos estudia si lo ocurrido lo califican como golpe de Estado. En ese caso, retiraían la ayuda de 1.500 millones de dólares anuales. Aunque Egipto recibirá un paquete de ayudas de 12.000 millones de dólares de Kuwait , Arabia Saudí y Emiratos Árabes.