Vídeo: Filipinas, una semana después

16 de Noviembre de 2013

Se cumple una semana del paso del tifón Haiyan. La peor tormenta que ha azotado nunca Filipinas. En Tacloban, la zona cero del desastre, lo que la tormenta robó, la esperanza se encarga de devolver poco a poco a sus habitantes. Comprar gasolina en esta pequeña estación de servicio significa echar todo el día haciendo cola. Pero cualquier destino es mejor que este. La escasez de agua y comida siguen haciendo difícil la reconstrucción. Mientras todavía decenas de cuerpos esperan sepultura en mitad de las calles. Ha pasado una semana y las imágenes de la catástrofe han dado la vuelta al mundo. Los filipinos saben que les observamos. Casi un millón de desplazados por el temporal aguardan ahora a que además de observar, el resto del planeta esté dispuesto a echarles una mano.