Vídeo: El expolio de tesoros hundidos, una tentación demasiado grande

27 de Abril de 2013

Con casi 8000 kilómetros de costa, España es paraíso para los buceadores. Por la flora, por la fauna, pero también por la cantidad de tesoros hundidos. Patrimonio de todos que hay que salvaguardar. De ahí la operación que ha iniciado la Guardia Civil. "Nunca mejor dicho, es un aviso a navegantes, a todos aquellos clubes de buceo que durante la época estival hacen inmersiones muchas veces para espoliar pecios de la costa española. Esta actividad es ilícita pero hasta la fecha no había una gran concienciación". También para pescadores, que pueden atrapar restos entre sus redes. Pero sobre todo, para los piratas modernos, aquellos cuya ocupación es recuperar piezas antiguas del fondo del mar pero no precisamente para entregarlas donde deben, al museo arqueológico de Cartagena. "Estamos en íntima colaboración con policías de todo el mundo. Pero es un mercado, muchas veces, de gente adinerada y no es fácil ponerle coto". Sólo en el comienzo de esta operación se han recuperado ánforas y dos anclas de más de 2000 años de antigüedad. Y se ha localizado un galeón del que no se tenía conocimiento.  "Estamos confeccionando un mapa de pecios. Un mapa secreto, porque en cuanto los delincuentes conocieran las coordenadas de éstos se lanzarían a por ellos y es imposible controlar todos ellos. La siguiente fase es comprobar que esos pecios están allí. Y nos hemos llevado  la desagradable sorpresa de que la costa española está esquilmada. Donde nosotros pensábamos que estaban ya no están".  A este mapa, que estará listo en menos de un año, se suma también el dispositivo satélite SIVES, que además de vigilar el Estrecho de Gibraltar lo hará con barcos sospechosos por estar fondeados cerca de nuestros yacimientos arqueológicos submarinos.