Vídeo: El enfrentamiento político provoca el cierre del Gobierno en EE.UU. por primera vez en 17 años

1 de Octubre de 2013

El Senado, de mayoría demócrata, tumbaba a última hora la estratagema de los republicanos en la cámara de representantes. Aprobaban un plan presupuestario que evitaría el cierre de la administración a cambio de que se congelara durante un año la entrada en vigor de la reforma sanitaria, la gran apuesta de Barack Obama. Y el principal reto del Tea Party, el grupo radical que impone su voz en el partido republicano y que ha hecho de su oposición al llamado Obamacare su principal caballo de batalla.Pero el presidente Obama insiste: La reforma sanitaria entra hoy en vigor lleguen a un acuerdo o no. La ley sigue adelante y también su financiación. Es decir, con esta nueva ley se espera que millones de estadounidenses por primera vez tendrán acceso a una cobertura médica. La división entre republicanos y demócratas se centra principlamente en determinadas partidas para financiar la reforma sanitaria, la principal apuesta de la administración Obama y que la oposición no hace más que atacar. Las negociaciones continúan y Obama confía en que haya un acuerdo para que se apruebe un plan presupuestario, pero sin que se toque lo más esencial de la reforma sanitaria.Este enfrentamiento político ha provocado el cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos, por primera vez en 17 años. Al menos 800.000 funcionarios quedarán suspendidos de empleo y sueldo. Los museos cerrarán sus puertas y los parques nacionales quedarán clausurados. La estatua de libertad sólo podrá ser fotografiada desde lejos, porque tampoco se podrá subir. Serán los turistas quienes más noten las primeras consecuencias.