Vídeo: Diez países piden "una fuerte respuesta internacional" contra el régimen sirio

6 de Septiembre de 2013

Putin ni le mira y Obama baja la cabeza cuando el anfitrión del G20 pasa por delante de él y vuelven a evitarse después de la foto de familia. Es la imagen final, muy breve, de una cumbre en la que Obama ha aguantado la presión. No se ha puesto de acuerdo con Vladimir Putin, una distancia  escenificada en la sesión de trabajo; separados por los líderes de Australia e Indonesia, no cruzaron ni una palabra. Más tarde, alejados de las cámaras, hablaron durante media hora, pero tampoco acercaron posturas. Obama ha asegurado en rueda de prensa que más de 1.400 personas fueron gaseadas en el ataque químico de agosto. "Nos lo hemos inventado como excusa", ha subrayado. Pero  los corrillos de esta mañana le han servido para arañar apoyos. Diez países, entre ellos  Francia y  España, han firmado una declaración que reclama una "fuerte respuesta internacional" contra el régimen de Asad, al que responsabilizan del ataque químico, sin esperar al informe de la ONU. El mundo dividido, la mitad del G20 al lado de Obama; otro diez países, entre ellos China, junto a Rusia en su oposición al ataque.