Vídeo: Detienen a un joven de 21 años por disparar con un kalasnikov contra la casa Blanca

17 de Noviembre de 2011

Su madre, que regenta un restaurante mejicano en Idaho, ha dicho en un periodico local que está muy preocupada por lo que ha hecho su hijo. Y no es de extrañar, porque el joven de 21 años, Oscar Ortega, se ha jugado la vida por disparar con un kalasnikov al edificio más vigilado del mundo, rodeado por un número indeterminado de agentes del servicio secreto estadounidense con 'carta blanca' para eliminar cualquier posible amenaza. Fue detenido ayer en un hotel de Pensilvania. Algunos testigos le vieron en un coche el pasado viernes, cerca de la Casa Blanca, que luego dejó abandonado en la avenida de la Constitución de la capital, con el arma dentro. Se han localizado al menos dos balas. Una no llegó a impactar al edificio, pero la otra puso a prueba los cristales blindados de la residencia presindecial. Y la superaron con éxito.