Vídeo: Daré mi última gota de sangre por tí

23 de Marzo de 2011

Antes de ofrecer el parte de guerra, un presentador de la televisión Libia exhibe el arma con la que promete defender hasta la muerte a Gadaffi. "Daré mi última bala, mi última gota de sangre, al último de mis hijos, por tí".  No es la única demostración de apoyo ciego al dictador. Ahí tenemos a los automovilistas que cada noche animan con sus claxons a las baterías antiaéreas del ejército libio en Trípoli. Y a los centenares de escudos humanos reunidos junto a su residencia, que vitorearon sus barvatas dirigidas a lo que denomina cruzada contra el islam. "Os desafío. Esta es mi casa y aquí me quedaré". Los aliados occidentales dicen manejar información bien distinta.  Según Hillary Clinton, allegados al líder libio buscan en todo el mundo un lugar donde poder exiliarse.     Pero mientras la ofensiva se limite a los bombardeos actuales.  El régimen cuenta con recursos para resistir: entre ellos, 143 toneladas de oro con las que pagar a mercenarios para que frenen el ímpetu de los rebeldes.