Vídeo: Un cura mexicano cambia sus hábitos para adpatarse a los niños

26 de Febrero de 2013

En el pueblo mejicano de Saltillo, el padre Humberto Alvarez ha adornado su túnica con superhéroes como Superman o Batman. Además, rocía de agua bendita a sus feligreses con una pistola de agua. Son sus formas de llegar a los más pequeños, muy numerosos en la zona.Son métodos poco ortodoxos para provocar una sonrisa en los niños, en una zona duramente golpeada por le crimen organizado y la violencia relacionada con el tráfico de drogas. Sólo los utiliza en la misa de los pequeños, ya que en el resto utiliza su atuendo normal y las prácticas habituales.Álvarez ha sido sacerdote durante 14 años, tiempo durante el cual también ha ayudó en la construcción de varias iglesias locales.Alrededor del 83 por ciento de los mexicanos son católicos.