Vídeo: Cuestión de superación

6 de Marzo de 2012

Desde pequeña siempre quiso ser fotógrafa. A los 12 sufrió una accidente y perdió los dos brazos a la altura del codo. Pero nadie ni nada detiene a esta mujer indonesia. Ahora a los 44 años ve cumplido su sueño. Con una cámara adapatada a sus necesidades, se dedica a la fotografía. Su siguiente objetivo es montar su propio estudio.