Vídeo: La crisis de los misiles, 13 días al borde de la guerra nuclear

14 de Octubre de 2012

Un día como hoy, de hace exactamente 50 años, un avión espía despega de Estados Unidos y sobrevuela Cuba. Hace una fotografía que desata el pánico en el gobierno de Kennedy. En la imagen se ven misiles soviéticos que apuntan al territorio norteamericano.  Ambas partes se preparan para la guerra nuclear. En las playas de Florida se ven barricadas y alambres de espino. En la Habana, los militares toman las calles.  El espíritu bélico llega a la ONU, con un tenso diálogo entre los representantes de Estados Unidos y la Unión Sovíetica que ha pasado a la historia:"¿Niega usted, embajador Zorin, que la Unión Soviética está desplegando misiles de medio y largo alcance en Cuba? ¿Sí o no? No espere a la traducción. ¿Sí o no?", pregunta el embajador de Estados Unidos. "No estoy en un juzgado americano, señor, y no voy a contestar. A su debido tiempo, tendrá la respuesta", le contesta su homólogo. "Estoy dispuesto a esperar hasta que se hiele el infierno", sentencia el embajador. Kennedy tuvo menos paciencia. Nueve días después del descubrimiento de los misiles, firmó el embargo naval a Cuba, para evitar que entrara más material. Finalmente, hubo acuerdo. Los soviéticos retiraron los misiles y Estados Unidos se comprometió no invadir Cuba. Ha pasado medio siglo y Eligio recuerda la increíble tensión que vivió."Estábamos dispuestos a lo que hiciera falta", dice este exmilitar. Él tiene sus medallas. La Habana conserva su propio recuerdo de ese episodio: una colección de los misiles soviéticos. Aunque principal legado es más difícil de ver: el embargo a la isla, que sigue vigente medio siglo después.