Vídeo: Crece la presión sobre El Assad

14 de Julio de 2012

Los más de 200 muertos de Tremseh el jueves a manos de tropas gubernamentales han elevado aún más el odio contra Bachar El Assad. Hasta Rusia y China, paraguas del régimen, no han tenido más remedio que condenar una masacre de la que Damasco culpa, como siempre, al terrorismo. Pero ni Pekín ni Moscú van más allá; sí Francia, Reino unido y Estados Unidos, por ejemplo, que han acusado a El Assad de haber perpetrado deliberadamente la matanza de civiles y hablan de nuevas sanciones. A seis días del fin de la misión de observación de la ONU, su secretario general Ban Ki-Moon, ha sido claro: Si el régimen ha llegado hasta aquí es porque la comunidad inernacional lo ha permitido.