Vídeo: Cinco años de papado oscurecidos por los abusos

19 de Abril de 2010

Este lunes se cumplen cinco años del papado de Benedicto XVI. El cardenal Ratzinger tenía la difícil misión de sustituir al Papa más carismático de todos los tiempos, Juan Pablo II, pero seguramente no contaba con los escándalos que tiene que afrontar. La cruz de Benedicto es la pederastia entre algunos de ministros de la fe. Décadas silenciadas, de secretos ahora imposibles de acallar. El Papa de Roma está en la picota. La tolerancia cero asegurada ante las víctimas en Malta sana heridas en las abusados, pero el cristianismo, según algunas encuestas, retrocede como referencia moral. La promesa de llevar ante la justicia a los responsables de los abusos sabe a poco. El cargo lo está sudando por desaciertos como cuando dijo en África que el sida no se combate con preservativos o cuando quiso hacer santo a Pío XII al que los judíos acusan de haber callado ante el holocausto o al devolver el latín a la liturgia.