Vídeo: Los chinos se lanzan a comprar sal marina ante el miedo nuclear

17 de Marzo de 2011

Grandes colas en los supermercados chinos. La gente quiere comprar sal marina porque no son ajenos a un cierto pánico nuclear por los incidentes en la central de Fukushima, en Japón. Piensan que su alto contenido en yodo pueden protegerles de una radiación. Las estanterían se están vaciando y en algunas tiendas las existencias empiezan a agotarse. Los expertos han asegurado aclaran que la sal no tiene apenas efectos inmunizadores ante una hipotética llegada de la radiación de la planta de Fukushima. Y las autoridades del gigante asiático piden cordura a la población.