Vídeo: Celebración desmedida en Oklahoma

5 de Diciembre de 2011

Lo que empezó en Oklahoma como una jornada alegre por la victoria del equipo local terminó en auténtico desastre. Dos personas se encuentran en estado crítico y hay más de 30 heridos después de que los aficionados tumbasen las porterías. Y es que festejaron la victoria de su equipo con tanta pasión que no pudieron evitar hacer el vándalo. Con el estadio convertido en un hormiguero, los aficionados tumban sin aparente esfuerzo las porterías después de que su equipo hubiese ganado al eterno rival. Los que estaban arriba cayeron desde una altura de 4 metros y medio. Y alguno lo hizo directamente sobre el suelo. Hay dos personas en estado crítico, y 30 heridos de diversa consideración. 11 de ellos están hospitalizados. La policía tardó en poder contener a la multitud cerca de 45 minutos.