Vídeo: "La cacería ha terminado"

20 de Abril de 2013

Con la captura de los hermanos Tsarnaev, la policía de Boston pone fin a una semana de cacería. Desde que el pasado lunes tuviera lugar el atentado en el maratón de la ciudad, la administración Obama dejó claro que nadie descansaría hasta dar con los responsables. El testimonio de los supervivientes tras la explosión de las bombas, cada pista y cada detalle ha sido fundamental. La difusión de la imagen de los sospechosos terminó de encauzar la búsqueda. Hermanos, 19 años el pequeño, 26 el mayor, y de origen checheno. Tamerlan murió en un tiroteo con la policía en la madrugada de este viernes. En ese mismo escenario, el menor de los Tsarnaev también resultó herido. Pero escapó. Las últimas horas han sido decisivas. Boston ha sido una ciudad fantasma para propiciar la eficacia de la persecución. Escondido en una barcaza en un jardín de la zona, el segundo sospechoso era arrestado gracias al aviso de un vecino que se fijó en un rastro de sangre. El alivio en los rostros tras conocer la noticia. Y la tranquilidad, dan paso ahora a la gran incógnita. El por qué de las bombas que mataron a tres personas inocentes.