Vídeo: Un brasileño acude a su propio funeral

25 de Octubre de 2012

El parecido de Gilberto Araujo con un fallecido confundió a su propia familia Gilberto soltó una carcajada cuando un amigo le dijo que se estaba celebrando su velatorio. Pero esa sonrisa se le heló al llegar a la casa de su familia:  Gilberto Araujo (Hombre dado por muerto por error) "Cuando entré por la puerta y vi el ataud me quedé atónito. Pregunté ¿qué pasa aquí?. Y me dijeron que era mi funeral. Entonces les respondí, ¡que estoy vivo!, ¡que no me he muerto!. Entre los asistentes al funeral hubo desmayos y gente que huyó corriendo como si hubiese visto un fantasma.   Joao (Amigo de Gilberto) "La gente gritaba, ¡Gilberto está vivo!. Incluso un hombre que había bebido un poco empezó a decir: "Ya os dije que el cadáver se movía en el féretro".  Pero no; el muerto seguía en el ataud. Al ver su foto junto a la de Gilberto entendemos que su hermano los confundiera en el tanatorio.  (Hermano de Gilberto)  "Era muy parecido. Yo confirmé que era mi hermano y me lo llevé a casa". Entre lágrimas, Gilberto reconoce que en parte es culpa suya, porque llevaba meses sin pasar a ver a los suyos. Ahora le toca a la policía brasileña averiguar quién es en realidad el muerto verdadero.