Vídeo: Los bomberos australianos se preparan para lo peor

22 de Octubre de 2013

Estado de emergencia en Nueva Gales del Sur en Australia. Los servicios de emergencia se preparan para lo peor de un incendio que puede agravarse por las malas noticias que dan los meteorólogos. Nada de lluvia, temperaturas de más de 30 grados y, aún peor, un aumento del viento, que puede transportar a kilómetros de distancia ceniza encendida por las llamas. Miles de bomberos tratan de contener unos 60 focos activos, 15 de los cuales están fuera de control. Juntos, forman un frente de más de 300 kilómetros. Los bomberos se enfrentan a unas condiciones extremas en la región de Blue Mountains. Ya han ardido más de 120 mil hectáreas y dos centenares de viviendas han sido pasto de las llamas. El temor de los servicios de emergencia ahora es que el fuego forme un frente único. Se ha ordenado la evacuación de varias localidades cercanas al oeste de Sidney.