Vídeo: Bendición 'Urbi et Orbi'

25 de Diciembre de 2012

Miles de fieles católicos han seguido la tradicional misa de Navidad en la basílica de San Pedro del Vaticano.Es la octava Navidad de Ratzinger como Benedicto XVI y este año ha centrado la homilía en el escaso tiempo y lugar que Dios ocupa en los corazones.Sostiene el Papa que en un mundo tan tecnologizado en el que todo va tan deprisa, la gente se olvida de dedicar un espacio a Dios. El papa, además,  ha hecho un llamamiento a la paz en zonas de conflicto como Siria y Oriente Próximo, poco antes de la tradicional bendición Urbi et Orbi en la que ha felicitado la Navidad en 65 idiomas.