Vídeo: El autor del tiroteo de Roma, desesperado por no poder mantener a su hijo

29 de Abril de 2013

"¿Qué he hecho? No sé explicarlo", "no podía mantener a mi hijo, estaba desesperado". Son las palabras que Luigi Preiti repite una y otra vez a los agentes que le vigilan en la cárcel. Su desesperación sembró ayer el pánico en el centro de Roma. Este calabrés de 49 años abrió fuego contra un grupo de carabineros en la Plaza Colonna. Se vivieron momentos de angustia hasta que los agentes le redujeron. El agresor causó heridas leves a una embarazada y más graves a dos carabineros, uno de ellos con un daño medular que podría dejarle paralítico. Desempleado desde hacía dos años, se había enganchado a los juegos de azar on line y ese fue el motivo de su separación, dicen sus amigos. Pero su ex mujer asegura que no era violento.Por eso, mucha gente en Italia relaciona lo sucedido con el momento de división política y crispación social que se vive en el país. El mismo Preiti ha reconocido que su objetivo era atacar a los políticos. La respuesta del nuevo gobierno no se ha hecho esperar. Hoy mismo Letta ha anunciado en el Parlamento bajadas de sueldo a los ministros y ayudas para los más necesitados, porque dice que Italia se muere de austeridad.