Vídeo: Aumenta la tensión en Irán

15 de Febrero de 2011

Los miles de iraníes que ayer protestaron contra el régimen en más de una treinta de ciudades del país, han sufrido el puño de hierro que aplica el gobierno de Mahmud Ahmadineyad. Dos manifestantes han muerto y decenas han resultado heridos en los choques que ayer protagonizaron contra las fuerzas del orden que intentaron reprimirlos. En los disturbios fue detenido el diplomático español Ignacio Pérez Cambra, que estuvo retenido durante cuatro horas. Tras llamar a consultas al embajador español en Teherán, hoy la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, ha pedido exigido disculpas al gobierno de Irán. Por su parte, en el parlamento iraní los diputados han pedido hoy a gritos la ejecución de los opositores al gobierno, Husein Musaví y Mehdi Karrubí, al considerarlos instigadores de las protestas. La amenaza de una revuelta popular ha prendido también Bahrein, donde las protestas de los chiíes contra la minoría suní se han cobrado ya dos muertos.