Vídeo: Los atentados de Londres del 7-J iban a realizarse el día antes

12 de Octubre de 2010

Los atentados suicidas de Londres el 7 de julio del 2005 en los que murieron 52 personas podrían haber sido planificados para el día anterior y los terroristas estaban preparados para enfrentarse a la policía incluso con artefactos explosivos, según los primeros informes de una investigación pública que comenzó ayer en el Reino Unido para tratar de determinar si los servicios de inteligencia pudieron haber impedido los atentados.Cuatro islamistas británicos -Mohammad Sidique Khan, de 30 años; Shehzad Tanweer, de 22; Hasib Hussain, de 18, y Jermaine Lindsay, de 19- detonaron bombas de fabricación casera en tres metros repletos de pasajeros y un autobús, en los peores ataques en Londres en época de paz. El cabecilla Sidique Khan, envió un mensaje de texto a las 4.35 el día anterior a los ataques excusándose por abandonar una reunión a causa de un "gran problema". Khan visitó un hospital con su mujer, Hasina Patel, el 5 de julio debido a complicaciones con su embarazo y, de hecho, abortó el mismo día de los atentados.Además, ayer también salieron a la luz las llamadas de los empleados del Metro y de otros testigos de los atentados a los servicios de emergencia en el día de la tragedia. En las transcripciones que publican los medios británicos, queda en evidencia el caos y la confusión inicial que se vive en los primeros minutos tras las explosiones.La investigación será el primer examen público de las explosiones y los acontecimientos que llevaron a que esto ocurriera.Los familiares de las víctimas y sobrevivientes han pedido desde hace tiempo una investigación pública sobre los atentados, argumentando que el relato oficial ha sido insuficiente, inexacto y confuso. Sus peticiones se vieron alimentadas por las revelaciones en años posteriores de que dos de los suicidas habían estado en el radar de los servicios de seguridad pero no fueron considerados amenazas significativas. Después de los ataques, varios ministros dijeron que las autoridades no tenían conocimiento de estos hombres y que estaban "limpios". Los abogados de los familiares dijeron que había dos cuestiones clave de la investigación que debían ser contestadas: si se pudo hacer más para ayudar a los que murieron y si los atentados pudieron ser evitados.

Vídeos relacionados