Vídeo: El arzobispo de Viena reconoce que la Iglesia conocía los abusos sexuales

1 de Abril de 2010

"Confesamos que oscurecimos el nombre de Dios, que es amor. Algunos de nosotros hablamos del amor de Dios e hicimos el mal a aquellos que más necesitaron protección". Estas han sido las palabras del arzobispo de Viena, Christoph Schoenborn,  en una multitudinaria misa dedicada a las víctimas de abusos sexuales en la catedral de San Esteban.El Cardenal comenzó su sermón con un claro reconocimiento de culpa por parte de los mandos de la Iglesia, "que no quería reconocer la verdad" de los abusos, y una llamada al perdón de Dios y del público.Las instituciones católicas austriacas han sido objeto de numerosas denuncias de abusos sexuales a menores. Tras las palabras del arzobispo varias personas se acercaron al púlpito para leer historias de abusos y mostrar su desilusión por la negación por parte de la Iglesia durante décadas.