Vídeo: Alerta máxima en Costa Rica

5 de Noviembre de 2010

En Costa Rica las lluvias torrenciales han causado corrimientos de tierras y han dejado a pueblos enteros sepultados bajo el lodo. De momento, se han contabilizado una veintena de víctimas mortales y se desconoce aún la cifra de desaparecidos. La situación es de alerta máxima.A sólo diez kilómetros de la capital, San Antonio de Escazú casi ha desaparecido en cuestión de minutos, engullido por el cerro que se ha desplomado después de dos días de fuertes e incesantes lluvias.  Y se ha venido abajo en plena noche arrasando humildes ranchos en los que ni los vecinos saben decir cuántos dormían. Por eso no hay cifra oficial de desaparecidos y la de fallecido, que ya asciende a la veintena, está condenada a aumentar por momentos.El Gobierno ha decretado dos días de luto y la alerta máxima porque el temporal persiste y temen que Tomas, reconvertido en huracán, llegue a esta zona donde ya hay 1.400 evacuados, sin hogar.