Vídeo: Absuelta la menor paquistaní acusada de blasfemia

20 de Noviembre de 2012

Rimsha Masih ya es libre. Aunque sólo pasó unas semanas en la cárcel, ahora también es libre de las acusaciones de blasfemia. El Tribunal Superior de Islamabad ha cerrado por falta de pruebas el caso contra esta niña cristiana, acusada en agosto de quemar textos sagrados. Rimsha tiene 14 años y una discapacidad mental. La acusaron de quemar páginas que contenían fragmentos del Corán, pero no hubo ningún testigo presencial. La controversia suscitada por encarcelar a una discapacitada permitió su liberación. Desde entonces se encuentra con su familia en paradero desconocido, protegida por las fuerzas de seguridad para evitar represalias de grupos radicales. Pero sus compatriotas la apoyan. Para este hombre, el Tribunal tomó una decisión "muy buena".Rimsha ha logrado escapar de un delito que puede ser castigado con la pena de muerte.