Siguiente Detrás de las rejas. Echo de menos los dedos de mi papá trenzándome el pelo.

Little Hopes es una exposición integrada por 50 cuadros pintados por niños refugiados sirios que viven en el Bader Center en Ammán, Jordania. Este centro de salud está especializado en terapias para niños que han sufrido las consecuencias tanto físicas como psicológicas de la guerra. Una de las terapias de recuperación psicosocial es la realización de un taller de arte llamado "Little Hopes" (Pequeñas Esperanzas).