Imagen de un coche de la Policía Metropolitana de Londres. | Flickr