Rajoy visita a Obama para defender el crecimiento de España

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, viaja a Estados Unidos para visitar por primera vez la Casa Blanca y entrevistarse con Barack Obama.

Europa Press 12 de enero de 2014

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, emprenderá este domingo un viaje a Washington con el objetivo de defender ante la Administración de Barack Obama, el Fondo Monetario Internacional e inversores norteamericanos que España está volviendo al crecimiento.

Rajoy visitará por vez primera la Casa Blanca pasado el ecuador de la legislatura, cuando las reformas anticrisis puestas en marcha por su Ejecutivo empiezan a dar los primeros frutos.

La entrevista con Obama puede suponer por tanto un fuerte espaldarazo a los esfuerzos de España por recuperar la confianza de los mercados e inversores y contribuirá a extender la idea de que el país ha iniciado ya un cambio de tendencia.

Si Obama llamó en agosto de 2012 a Rajoy para apoyar sus esfuerzos de recuperación de la economía española y reconocer los sacrificios a los que se enfrentaban los ciudadanos, en la entrevista del lunes en el Despacho Oval el presidente estadounidense estará en condiciones de "avalar" las reformas puestas en marcha por España, que a juicio de EEUU van "por el buen camino", avanzan a Europa Press fuentes diplomáticas estadounidenses.

La situación económica de España y EEUU, sus perspectivas de futuro y las vías para promover el crecimiento económico y la creación de empleo centrarán buena parte de la conversación de una hora programada entre Obama y Rajoy, acompañados de parte de sus respectivos equipos.

Otro de los puntos fuertes del encuentro será el intercambio de puntos de vista acerca de las negociaciones --apenas iniciadas-- entre EEUU y la UE para firmar un acuerdo de libre comercio e inversiones en un área que representaría en torno al 46 por ciento del PIB mundial. El tratado no aspira solo a bajar aranceles sino a reducir otro tipo de barreras no arancelarias y avanzar hacia una armonización de las reglamentaciones entre un lado y otro del Atlántico, lo que favorecería las exportaciones al disminuir los costes.

España es una firme defensora de la concreción de este tratado. Diversos estudios estiman que nuestro país sería uno de los principales beneficiarios del acuerdo. Un informe de la Fundación Bertelsmann prevé que supondría para España la creación de hasta 143.000 puestos de trabajo, si finalmente se cierra un texto ambicioso.

COOPERACIÓN EN DEFENSA

Al margen de estos dos asuntos económicos, está previsto que Rajoy y Obama dediquen unos minutos a hablar de la cooperación en materia de Defensa entre España y EEUU, el aspecto de la relación que más interesa a EEUU.

Está por ver si en esta entrevista Obama pide una prórroga temporal para prolongar la presencia de 500 marines destacados en Morón dentro de una fuerza de despliegue rápida en el Sahel que enviaron en abril pasado en respuesta al ataque a la Embajada de EEUU en Bengasi.

La intención norteamericana es buscar otra base en Africa para este equipo, pero todo parece apuntar a que aún no han encontrado una alternativa y solicitarán a España quedarse algún tiempo más, ya que la autorización que tienen expira el próximo abril. La nueva prórroga tendría que ser temporal para ajustarse al actual Convenio de Defensa bilateral. Una presencia indefinida obligaría a renovar el acuerdo.

También se ha reservado en la agenda de la conversación entre los presidentes un último capítulo dedicado a los "intereses comunes en América Latina", entre ellos la reciente constituida Alianza del Pacífico entre México, Perú, Chile y Colombia. La cuestión catalana no figura en la agenda y por parte española no hay interés alguno en ponerlo sobre la mesa.