Libia cree que la tención en su territorio del Líder de Al Qaeda, al Libi, es un secuestro

En Libia dicen que la captura Abu Anas al Libi, presunto cabecilla de Al Qaeda buscado por los atentados en 1998 contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, no es más que un "secuestro". El gobierno de transición de Libia criticó hoy duramente la acción en el país de unidades especiales de EE.UU. contra el terrorismo internacional y exigió una explicación

Qué.es 7 de octubre de 2013

El gobierno "solicitó a las autoridades estadounidenses que ofrezcan explicaciones por el secuestrio de un ciudadano libio", indicó. A su vez, la cúpula libia manifiesta su esperanza de que la asociación estratégica entre Washington y Trípoli no se vea influenciada por estos acontecimientos.

El sábado unidades de élite de las fuerzas estadounidenses capturaron en Trípoli al líder terrorista Abu Anas al Libi, buscado por los atentados en 1998 contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania.

Al parecer, el gobierno libio estaba al corriente de la intervención. Prácticamente al mismo tiempo, las tropas de élite de los Navy Seals atacaron a la milicia Al Shabaab en Somalia, responsable hace dos semanas de un sangriento ataque en un centro comercial de Nairobi, en la vecina Kenia.

El secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, ha elogiado ambas acciones. Éstas "envían un fuerte mensaje al mundo de que Estados Unidos no ahorrará esfuerzos para que los terroristas rindan cuentas, más allá de dónde se escondan o durante cuánto tiempo evadan a la justicia", aseguró Hagel en un comunicado.

"Continuaremos ejerciendo una presión implacable sobre los grupos terroristas que amenazan a nuestro pueblo o nuestros intereses y realizaremos acciones directas contra ellos, si es necesario, que estén en consonancia con nuestras leyes y valores", añadió.

Al Libi fue calificado de terrorista global por Estados Unidos y se encontraba a la vez en la lista de sanciones contra la red terrorista Al Qaeda de la ONU, según Hagel. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) había ofrecido una recompensa de hasta cinco millones de dólares por información que llevara a su captura.

El libio se encuentra actualmente bajo custodia estadounidense en una ubicación segura fuera de Libia, indicó un portavoz del Departamento de Defensa. El Pentágono no informó aún cuándo llegará a Estados Unidos o si será enviado a Nueva York, donde se levantó la acusación en su contra, o a la prisión de la Bahía de Guantánamo, en Cuba.

Estados Unidos negó hoy que la operación militar violara la soberanía territorial Libia y aseguró que Washington trabaja en coordinación con socios y aliados que combaten la amenaza global provocada por Al Qaeda.