Vídeo: Zapatero defiende ante los suyos la reforma del sistema de pensiones para garantizar un modelo públ

20 de Diciembre de 2010

El Gobierno ha dejado claro que no piensa dar marcha atrás en la reforma del sistema de pensiones que incluirá en el proyecto de Ley que llevará al Congreso el 28 de enero.El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha señalado hoy que la propuesta del Ejecutivo de elevar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años es "muy prudente", si se tiene en cuenta que la esperanza de vida será en 2030 de 83 años.Una visión que comparte la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que propone que se vaya alargando la edad de jubilación un poco cada año hasta alcanzar los 67 años en 2025.Así lo refleja en su informe anual sobre España publicado hoy, en el que va todavía más allá y señala que si la esperanza de vida aumentara aún más habría que seguir retrasando la jubilación. Como ejemplo, si en 2050 la esperanza de vida hubiese aumentado tres años la jubilación debería de ser a los 70 años.Ahora la prioridad del Gobierno es buscar los consensos necesarios para sacar adelante su propuesta. El secretario de Comunicación del PP, Estaban González Pons, ha manifestado esta mañana la disposición de su formación a "dialogar" en este asunto.Sin embargo, ha vuelto a dejar claro que su preferencia es mantener la edad legal en los 65 años aunque haciendo que ésta coincida con la edad real, ya que ahora la media se jubila a los 63. En esta misma línea, también se han pronunciado los socialistas de Madrid. El secretario general del PSM, Tomás Gómez, apuesta por una jubilación a los 67 años "incentivada y voluntaria".Esas dudas sobre la ampliación de la edad legal de jubilación se la han hecho saber al presidente del Gobierno una parte de sus compañeros de partido en la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, que se ha celebrado hoy.José Luis Rodríguez Zapatero ha querido transmitirles a los miembros de su partido que la reforma tiene como objetivo para "fortalecer el sistema público" de pensiones y garantizar su viabilidad a largo plazo, y no para facilitar que las pensiones pasen a ser un negocio privado.