Vídeo: Viviendas más seguras

23 de Diciembre de 2012

Evitar un robo empieza por uno mismo, complicando la tarea a los cacos."No hacer ostentaciones, no abrir a quien no conoce, mirar por la mirilla, no predicar que le ha tocado la lotería... son medidas básicas", explica el comandante del mando de operaciones de la Guardia Civil Jesús Galloso.Y cerrar bien la puerta, con llave."Para evitar que pueda abrirse con una simple radiografía", apunta Juan Aguilar, comisario responsable de seguridad ciudadana de la Policía Nacional.Prudencia y sentido común, son claves. Pero no siempre evitan los asaltos. Si nos sorprenden dentro de casa, no es muy recomendable enfrentarse a los delincuentes."Un ciudadano no está preparado para esa situación, porque la violencia genera violencia. Si usted amenaza, no sabe a quién se está enfrentando", comenta el comandante Galloso. "Las consecuencias pueden ser impredecibles para el que no está acostumbrado. Yo recomendaría conservar la calma y llamar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad".Reacción parecida, si al llegar a la vivienda vemos que nos la han abierto."No entrar, llamar por teléfono inmediatamente a la Policía o a la Guardia Civil, desde el teléfono móvil, o desde la casa de un vecino. Y tocar lo menos posible para no destruir ninguna prueba", especifica el comisario Aguilar.Y un último apunte: conviene tener los objetos de valor a buen recaudo. Si no, anotar, por ejemplo, su número de serie y hacerle una fotografía. Fastidiará el negocio al maleante y ayudará a recuperar antes las pertenencias."Aquel que robe, que tenga cuidado, porque vamos a estar ocultos y lo vamos a coger", sentencia taxativo el mando de la Guardia Civil.Gracias al aumento de efectivos de este plan que nace en Navidad pero con la intención de prolongarselos próximos meses.