Vídeo: La venta ambulante en el Parque Güell resiste

19 de Agosto de 2013

Se encuentran a cada paso dentro del Parque Güell de Barcelona. Venden de todo, se instalan en el paseo, en cualquier esquina e incluso en medio de la plaza. Algunos días puede haber más de 50. Algunos visitantes se quejan de que estos vendedores ambulantes "se han adueñado hasta de los bancos". Venden vigilando  en todo momento que no los pille la policía. Si ven a los agentes, recogen y huyen rápidamente. Entre tanta gente les resulta fácil camuflarse. En pocos segundos vuelven a instalarse de nuevo. Ni el aumento de la presión policial con patrullas fijas de día y tarde acaba con esta práctica. Ni las multas, de hasta 500 euros, disuaden  a vendedores y clientes. Al inicio del verano, la Guardia Urbana ya había puesto 18.000 denuncias.