Vídeo: Venganza por la muerte de su madre

4 de Noviembre de 2013

Los trabajadores del vertedero de Jaén, donde la semana pasada se produjo el atropello de una mujer gitana que revolvía entre los escombros, ya habían avisado de que la gente llevaba tiempo colándose. El operador del tractor no pudo esquivar a la mujer, que falleció tras ser atropellada. Los hijos de la víctima, incapaces de contener la ira, obligaron al trabajador a bajar del vehículo, le tendieron en el suelo, le inmovilizaron y le dieron una brutal paliza con piedras y palos. Los compañeros del agredido no podían ni acercarse al ver la agresividad con la que pegaban al tractorista. Llamaron a los servicios de emergencia para que acudieran, y en el momento de la llamada un operario se acercó para disuadir a los agresores de que dejaran de pegar a su compañero. La Policía detuvo a los tres hijos de la víctima. El conductor fue ingresado en urgencias con fracturas en la nariz y contusiones en varias partes del cuerpo. Ahora se recupera en casa sin olvidar lo que pasó aquel día.