Vídeo: VALERMA

27 de Febrero de 2011

Una calle basta para cambiar de provincia dentro del mismo pueblo. El límite entre Córdoba y Granada lo marca la calle con ese nombre, la calle del Límite. En la parte de Córdoba está el jaleo y los dos bares. Aquí casi todo es doble: dos prefijos, dos alcaldes... Aunque al final todos se consideran, sobre todo, de su pueblo, de Ventorros de Balerma