Vídeo: Últimos golpes de las fuerzas de seguridad del Estado a ETA

20 de Octubre de 2011

El invierno de 2008 fue frio para ETA. En apenas 5 meses vieron caer uno tras otro a sus 3 números Uno. Cayó Txeroki, 3 semanas después su secesor Iriondo y en abril Martitegi, pero la veda la abrió en mayo Francisco Javier López Peña. Tras la detención de Thierry la asfixia policial sobre los número uno fue imparable. En mayo de 2010 era detenido Mikel Carreras Arobe, considerado como el más peligroso, pero hasta él cayó. Presiones sobre la cúpula pero también sobre los comandos. Con Francia convertida en terreno minado, ETA busca nuevos lugares en los que instalarse. El intento de montar una base en Cataluña quedó frustrado con la detención de Faustino Marcos. En Óvidos desmantelaron la mayor fábrica de explosivos de ETA. Pero el cerco es aún mayor, la Guardia Civil cortocircuita la conexión entre ETA y sus presos; detuvieron a sus abogados. Lo que quedaba de ETA eran apenas medio centenar de etarras con escasos recursos económicos.