Vídeo: Los últimos barcos en el caladero marroquí regresan a puerto

15 de Diciembre de 2011

El fin del convenio de pesca con Marruecos que autorizó mediante la oposición a su prórroga ayer el Parlamento Europeo es el nuevo revés que sufre el sector pesquero gaditano. Barbate es el municipio más castigado. Unos 500 pescadores estaban enrolados en la treintena de embarcaciones que faenaban en aguas de jurisdicción marroquí. El Parlamento Europeo decidió interrumpir de forma inmediata la pesca en los caladeros marroquíes lo que dejará en casa a un centenar de barcos españoles en puerto, sobre todo andaluces y canarios.