Vídeo: Última inspección del tren accidentado en Angrois

6 de Agosto de 2013

Con la ayuda de radiales y el olfato de la unidad canina la Policía revisa palmo a palmo los restos del Alvia, que se encuentran custodiados desde el accidente el pasado 24 de julio. Lo hacen con una orden judicial, procedimiento al que se han sumado ahora tres informes más del Ministerio, de Renfe y de Adif.Buscan cualquier pista que pueda ayudar en la investigación. Entre ellas sobre todo dos: el móvil de empresa del maquinista y su tableta electrónica; en ella está la hoja de ruta del viaje.El objetivo de este nuevo rastreo es también confirmar que no quede en los vagones ningún resto u otro objeto que pueda ser utilizado como prueba o que pueda ser devuelto.Mientras, la curva de A Grandeira se ha convertido en un homenaje permanente a las víctimas. Son muchos  los que se siguen acercando hasta aquí para ver el lugar del accidente de cerca; entre ellos muchos peregrinos, que se desvían hasta Angrois en su última etapa del camino.