Vídeo: Turno en el juicio para los compañeros de Joan Vila

30 de Mayo de 2013

Algunos trabajadores habían reparado en que los ancianos morían en fin de semana, en el turno de Joan Vila. Pero, lo atribuían a una mera coincidencia e incluso bromeaban con él. Algunos compañeros han declarado hoy en la tercera sesión del juicio, que  el celador se ofrecía voluntario para arreglar los cuerpos de sus víctimas, aunque eso implicara alargar su jornada horas y horas. Él dijo que lo hizo por compasión, porque los veía sufrir, pero varios de sus compañeros aseguran que eran ancianos que recibían numerosas visitas y  niegan que hubieran expresado nunca su deseo de morir. De hecho su última víctima, Paquita repitió en más de una ocasión que Joan la quería matar. Pero era tal la confianza que le tenían a este supuesto trabajador ejemplar, que nadie la tomó en serio.