Vídeo: Un triple asesinato conmociona a los vecinos de un barrio del sur de Tenerife

14 de Marzo de 2013

El presunto asesino salió de casa cubierto de sangre y entró en un bar gritando que los había matado. Ocurría anoche en este barrio del sur de Tenerife. En la localidad de Gúia de Isora. Un hombre, caboverdiano, de 42 años ha acabado con la vida de sus suegros y de su hijo de cuatro años. Tanto el niño como sus abuelos maternos de 54 y 50 años murieron apuñalados. El presunto homicida llevaba más de 20 años viviendo en la isla, y no tenía denuncias por malos tratos ni orden de alejamiento. De hecho, quienes lo conocen hablan de él como una persona tranquila y que adoraba a su hijo. Por eso, nadie entiende lo sucedido. Había perdido su trabajo hace unos meses y solía ir al Ayuntamiento a pedir empleo. Aunque dicen que no bebía, poco antes del suceso lo sorprendieron tomando alcohol. La madre del pequeño estaba trabajando cuando se cometió el triple crimen. Él está ingresado en el hospital. Se autolesionó con el cuchillo. El entierro podría ser esta misma tarde.