Vídeo: Un Tribunal considera que 37 puñaladas no son ensañamiento

14 de Marzo de 2011

Gina Montserrat Pérez tenía 34 años y tres hijos. Su ex marido, Mustafá Said la mató de 37 puñaladas. Un jurado popular le declaró culpable de asesinato con la agravante de ensañamiento. Pero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid rectifica.  Dos de los tres magistrados sostienen que no existe el ensañamiento, que el número de puñaladas no significa necesariamente que la victima tuviera un sufrimiento mayor. Una interpretación que no comparten muchos juristas. Al eliminar la agravante de ensañamiento, el delito pasa a ser un homicidio y no un asesinato y supone una rebaja de 5 años en la pena para Mustafá Said. Finalmente, pasará 12 años de cárcel.