Vídeo: Los tres acusados del incendio de Guadalajara aseguran que no tuvieron la culpa del fuego

2 de Julio de 2012

La causa "pudo ser un cristal", ha dicho Marcelino Herche, el principal acusado del incendio de Guadalajara en julio de 2005, en el que murieron once miembros del retén de Cogolludo y ardieron 13 mil hectáreas. Herche ha dicho ante el juez que la causa del fuego no fue la barbacoa que él encendió. Asegura que el fuego se originó detrás de él, en un campo de rastrojos. La misma versión han mantenido los otros dos acusados. También ha declarado el guía de la cueva de Casares, Emilio Moreno, uno de los principales testigos. Aquel día estuvo con los imputados enseñándoles la cueva y les advirtió que no hicieran barbacoa porque iban a incendiar la vega, debido a las altas temperaturas y al fuerte viento. "Si me hubieran hecho caso no habría once muertos ni trece mil hectáreas quemadas", ha dicho convencido. La Fiscalía pide para los tres acusados 2 años de cárcel y que hagan frente a casi 14 millones de euros de responsabilidad civil por los daños causados. No los considera responsables de las once muertes. Su abogado defensor pide su libre absolución.