Vídeo: El tratamiento con paja en tierras quemadas consigue frenar la erosión en un 90 por ciento

23 de Enero de 2014

Galicia ha sufrido una oleada de incendios durante el verano y el invierno está siendo especialmente lluvioso. Eso hace que el arrastre de sedimentos tenga consecuencias graves para los montes, para las viviendas del entorno (por el peligro de inundaciones) y para el marisqueo por la llegada de partículas y cenizas al mar a través de los ríos. Por eso, la técnica de echar paja e los terrenos calcinados reduce hasta en un 90 por ciento la erosión de la tierra. Está demostrado que en las zonas donde se ha vertido este material, la vegetación crece mucho más rápido. Es uina técnica conocida como "mulching" que está dando resultados muy satisfactorios.