Vídeo: Tragedia ferroviaria

30 de Julio de 2013

No todos cuantos quisieron estar dentro de la catedral, pudieron hacerlo. Muchos, muchísimos se quedaron a las puertas, en la plaza del obradorio, donde quedó instalada una pantalla gigante para seguir la ceremenia que tenía lugar en el interior.Desde primeras horas se desplegó un fuerte dispositivo policial para velar por la seguirdad de todos. Y santiagueses y peregrinos iban tomando posiciones.Un respetuoso silencio se hizo presente en la plaza durante la homilía que sólo quedó roto al final con un cerrado aplauso.Apaluso a los príncipes de Asturias, al presidente del Gobierno y otras autoridades, pero sobre todo aplausos para los heróicos vecinos de Angrois y las familias de las víctimas.Alguno respondió que un leve gesto a esos aplausos y otros no pudieron contener las lágrimas. Llanto desconsolado de aquellos a quienes les ha sido arrebatado un ser querido.