Vídeo: Del trabajo, al club de alterne

16 de Julio de 2010

Del trabajo al club de alterne, del estrés de la oficina al sex shop. Estos eran dos de los curiosos incentivos que una empresa malagueña de telefonía ofrecía a sus trabajadores. Fue una trabajadora, indignada, quien denunció el plan a la policía. Asegura que por cada venta de paquete ADSL, se les otorgaba un bono de puntos para gastar en clubs de alterne, noches de hotel o masajes. La idea, que empezó como una broma, le ha costado el puesto al director de marketing además de alguna multa. Los bonos ya han desaparecido y ahora los incentivos se pagan con dinero.