Vídeo: Todos los fieles de Sevilla miraban al cielo

25 de Marzo de 2013

Esta mañana amanecía nublado en Sevilla y las previsiones meteorológicas hacían temer lo peor. La Hermandad El Cautivo del Polígono San Pablo era la encargada de abrir el Lunes Santo en Sevilla, pero la lluvia amenazaba con dejar al Cristo dentro de la Iglesia. La probabilidad de precipitaciones era del 50% y en la Hermandad había mucha tensión. Este podía ser el tercer año consecutivo en el que la lluvia les aguaba la fiesta. Pero el cielo parecía que empezaba a poner de su parte con tímidos rayos de sol y, finalmente, el Cristo ha podido salir. Entre emoción y aplausos los fieles han podido pasearlo por las calles de Sevilla.