Vídeo: Tercera convocatoria en cinco días para rodear el Congreso

29 de Septiembre de 2012

Martes 25 de septiembre. Al mediodía arranca la manifestación. La consigna: rodear el Congreso, que no asaltarlo, según los convocantes.Una protesta pacífica y multitudinaria que salta por los aires al atardecer. Batallas entre policías y grupos radicales, justo lo que la organización había pedido que no ocurriese. Se suceden las carreras, los golpes, las detenciones.  Una columna policial inicia minutos antes de la medianoche una persecución hasta la estación de Atocha, a casi un kilómetro de distancia de las Cortes. Disparan nada más entrar. Según la Delegación de gobierno, son salvas al aire que no pelotas de goma. Se registran más heridos. Los agentes antidisturbios llegan a los andenes entre el ataque de pánico de algunos de los presentes.Es el último episodio, ya de madrugada de una carga policial que al día siguiente tiene el apoyo del ministro de Interior, que asegura que la policía "actuó magníficamente." Más de 60 personas resultan heridas en los disturbios.La coordinadora del 25-S, la organización que había convocado la protesta, denuncia la presencia de infiltrados policiales entre los provocadores y utiliza varios vídeos como prueba. Se convoca una nueva protesta esa misma noche (miércoles), mientras pasan a disposición judicial los 35 detenidos el martes. Lo hacen en el juzgado de Instrucción Nº8 de Madrid que decreta libertad con cargos para todos menos uno, acusado de romperle varios dedos a un agente. A todos se les imputa delitos de atentados contra la autoridad, desórdenes públicos y otro más contra las altas instituciones del Estado, algo que es competencia exclusiva de la Audiencia Nacional. El mismo tribunal que había rechazado esa acusación tan sólo unas horas antes. El siguiente episodio será esta misma tarde. De nuevo llamada a rodear el Congreso, esta vez coincidiendo con las protestas en Italia y Portugal.