Vídeo: El temporal deja multitud de desprendimientos de tierra en el País Vasco

15 de Febrero de 2013

Un desprendimiento de tierra a punto estuvo de mover y sepultar ayer un caserío en Abaltzisketa, Guipúzcoa. La tierra no paraba de moverse y sus inquilinos casi quedan sepultados. Por suerte todo quedó en un buen susto. Lo peor se lo llevó el abuelo que tuvo que ser rescatado por un helicóptero. Y es que el temporal ha amainado, pero ha dejado multitud de consecuencias. Si el miércoles eran los vecinos de alrededor de 40 caseríos los que quedaban incomunicados, ayer les tocó el turno a los de Mutriku donde dos edificios tuvieron que ser desalojados como consecuencia del desprendimiento registrado en una ladera de las proximidades. Además, una carretera permanece cerrada por las importantes grietas que ha originado el temporal.