Vídeo: Un taxista muere de un infarto en un aeropuerto que tenía el servicio de emergencias cerrado

19 de Octubre de 2012

Ayer los taxistas que trabajan en el aeropuerto de Bilbao vivieron ayer un suceso que califican de lamentable. Un compañero del gremio sufrió un ataque al corazón y a toda prisa trataron de avisar al servicio médico del aeropuerto. Pero al llegar se lo encontraron cerrado por lo que tuvieron que llamar a una ambulancia. Tardó tan sólo siete minutos en llegar, pero nada se pudo hacer por salvar la vida del taxista. Hoy han declarado que están dolidos e indignados con el cierre del servicio médico, que se produjo en agosto. Y, aunque el aeropuerto cuenta con ocho desfibriladores, no hay nadie a quien acudir en caso de necesitar usarlo. Desde AENA se señala que no hay obligación de prestar este servicio por el que dicen que pagan 200.000 euros al año.